Reflexión sobre “La España que nos queda” en empleo y ecología

El español de a pie comienza a resignarse a vivir con las condiciones deplorables que nos están dejando los de arriba sin darse cuenta de que todo puede cambiar con un poco de esfuerzo.

Cada día son más los que pronuncian cual mantra la frase y ¿qué le vamos a hacer?, con una resignación que no aceptaría ni el mismísimo papa.

Pueblo de España, es el momento de cambiar las cosas, de pensar que un sueldo de 600 euros es lo correcto, que un contrato de media jornada de 8 horas está bien, que trabajar un mes completo de prueba es necesario, no es así, no está bien y no tenemos por qué callarnos.

Cada día está más cerca la fecha final, en la que veremos de nuevo la oportunidad de cambiar las cosas, luchemos por ello, abramos los ojos al abuelo de familia que cree que solo hay dos partidos políticos, enseñémosle al joven desorientado que la política si sirve para cambiar un país, hagamos de nuestra querida España el lugar ideal que heredara nuestro futuro.

Cambiemos el presente para mejorar el futuro y no arrepentirnos de mirar al pasado, porque habremos aprendido de el.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *