¿Duración de nuestros envases?

No son pocas las personas las que nos preguntan de forma habitual por la duración de nuestros envases… sin embargo, esta pregunta, a priori, puede llegar a resultar algo absurda. La razón de ello es que lo que habría que medir es el material que se encuentra en el interior, no el propio envase. Por mucho que un alimento en cuestión se pueda haber envasado al vacio, tiene una fecha de caducidad que siempre se ha de imprimir en el propio envase.

Por ejemplo, en el caso de que estemos envasando atún, este tiene una fecha que tenemos que comprobar para poder evitar que se produzca cualquier tipo de intoxicación en el momento en el que al cliente le dé por consumirlo.

Por sentido común, nunca deberíamos de comer del interior de una lata si no estamos completamente seguros de cuál es su fecha de caducidad.

Para que podamos aclararnos: la responsabilidad de imprimir esa fecha es únicamente de la empresa responsable del propio elemento que se produce en el interior, nosotros solo nos encargamos de poder proporcionar un envase que sea resistente al paso del tiempo, pero nada más, si hay algún tipo de intoxicación, habrá que reclamar a la empresa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *